Tres poemas (o versiones de tres poemas) de Sergii Zhadan

Empiezo por contar un poco de dónde viene, o como hemos llegado a esta entrada, y a las versiones de tres poemas del poeta ucraniano Sergiii Zhandan. Llevo unos meses siguiendo el curso de Timothy Snyder sobre la historia de Ucrania en la universidad de Yale: The making of modern Ukraine. Es verdad que YouTube rezuma basura pero, ¿no es increible, no es una maravilla que cualquiera (un cualquiera como yo) pueda seguir las clases del profesor Snyder en Yale desde su casa en unas islas en medio del Atlántico? Tal vez para generaciones más jóvenes esto pueda ser «lo normal», pero para mí, que viví mi época «educativa» oficial en los tiempos pre-internet, esto me sigue pareciendo una fantasía. Bueno, que me pierdo, la cosa es que en su «clase nº 21: Ukrainan ideas in the 21st century, Snyder cierra la lección con la lectura (un tanto apresurada, como rapsoda Mr. Snyder no se va a ganar la vida) de unos cuantos poetas ucranianos actuales. Tiro de pausa, apunto los nombres, busco en Google, mientras pienso en el gesto del profesor Snyder al leer esos poemas. Por debajo del trueno de los discursos, de las explosiones, la vida se defiende en forma de poesía. Y me trajo a la cabeza algo de Eliot y su «Función de la poesía y función de la crítica» cuando dice: «Considero sensato ponerse en guardia contra toda concepción que espere demasiado de la poesía, lo mismo que protestar contra aquellas que esperan demasiado poco». La poesía no tiene poderes demiúrgicos ni transformativos de la vida, es un trozo de vida misma que se expresa, se dice, se canta, y eso es ya, sin más, una maravilla de la especie humana.

Y entre esos nombres destaca el de Sergii (Serhiy) Zhadan, poeta, novelista, agitador cultural, residente en uno de los puntos clave de la actual guerra derivada de la invasión rusa de Ucrania, la ciudad de Járkov. Y repasando la lista de sus obras que aparece en wikipedia, me encuentro con un libro de poemas con este título irresistible, al menos en inglés: The very very best poems, psychodelic stories of fighting and other bullshit (Кращі поезії, психоделічні історії боротьби та інші інтимні колізії)
Вибрані поезії 1992-2000
. Así que voy más allá en mi búsqueda y lo encuentro en este enlace (que es el mismo que el anterior), pero, ah, ay, aparece en su lengua original, el ucraniano.

Como pueden suponer, yo no tengo idea de ucraniano, y el alfabeto cirílico, a lo más, me trae reminiscencias de mis breves clases de griego en tercero de BUP. Así que, ante el enigma de esos versos, reclamo la ayuda de la inteligencia artificial en forma de DeepL, un software de traducción que he utilizado a veces en mi trabajo para aligerar tareas y que, al menos en los idiomas que manejo, da unos resultados sorprendentemente (hasta, tal vez, inquietantemente) buenos. Le pido dos traducciones de los tres poemas datados en 2000 dentro de «The very very best…» una en español y otra en inglés, lo que me permite cotejar resultados, detectar detalles e incluso algunas confusiones a las que habría dirigido una sola, y sobre esto construyo las versiones que van a leer acá de los poemas de Zhadan. Me parecería mezquino culpar a DeepL de los errores que seguro arrastran, cuando, además, yo he «metido mano» en busca de un tono que sonara bien en mis oídos de lector de poesía, así que, dos cosas:

a) Si existen versiones de estos poemas en inglés o español que yo no conozca (lo que puede ser, perfectamente) agradezco cualquier indicación, referencia, tirón de orejas o exclamación de tipo «qué barabaridad», no pasa nada. Muy al contrario.

b) Todo esto esta hecho desde la admiración y respeto a Sergii Zhadan, y al pueblo ucraniano, para tratar de no olvidar que mientras nosotros, en este lado de Europa seguimos engolfados en nuestras mezquinas batallitas, y hasta nos enfadamos si la iluminación navideña no puede ser tan espectacular como el edil de turno quisiera, en el otro extremo del continente, un país entero de treintaypico millones de habitantes va a pasar estas «señaladas fechas» en la oscuridad y bajo un frío que nos cuesta trabajo imaginar, sobreviviendo a los bombardeos de sus infraestructuras vitales básicas (un crimen de guerra, dentro de que la guerra es siempre un crimen de guerra en sí misma). Vayan estas modestas y tal vez disparatadas versiones de estos tres poemas de Sergii Zhadan, por el pueblo ucraniano y por las y los ciudadanos rusos que tratan de resistir a su propio gobierno jugándose, literalmente, la vida. Dicho esto,estas versiones se han hecho con todo el cariño posible, tratando que sean poemas que en sí mismo se sostengan y transmitan su energía. Espero que no hayan salido del todo mal.

c) Ni que decir tiene que todos los derechos corresponden a Sergii Zhadan, todas las meteduras de pata a quien suscribe.

TRES POEMAS DE “The very very best poems, psychodelic stories of fighting and other bullshit (Кращі поезії, психоделічні історії боротьби та інші інтимні колізії) Вибрані поезії 1992-2000” de Sergii Zhadan

si alguna vez piensas en dejar esta ciudad
como un apóstol o un buen pastor negro
golpeando con los dedos en el diccionario
consultándolo a cada momento con preocupación
sacando filo a las piedras
de un rosario de frases compuestas
en baños de agua caliente
en los vagones de clase media

la ciudad de la que acabas de emigrar
como si el muro que no construiste
los viejos garajes de nuestra infancia
las tuberías de la planta de agua bombardeada
las navajas suizas para oficiales
la emigración es un viaje muy, muy largo.
No habrá niebla en la ducha ni letras rusas en los periódicos

en europa el ciclón comienza y dura
Los turcos de Múnich se preparan para la Navidad
en este país que no es el más verde
viajan con sus familias para pasar el fin de semana
ven la nieve matinal por las ventanillas del tren
y el beso de Dios cae sobre sus hombros y sus corazones.

Estudiante irlandés - joven simpatizante del IRA
para quien la vida es una ruleta y el mundo un agujero
suéteres de punto festivos y cálidos de Dublín
The Cramberries en el reproductor, comino y tabaco en la mesa
estos ángeles del terrorismo están siempre a tu alrededor
su espacio habitado
su San Nicolás
sus anticonceptivos en los aseos de las gasolineras

Rezaré por ti y por tu ruta
por tu póliza de seguro y tus viajes en camión
por el agua fría de los ríos y las hojas que ya arden
por todo lo que olvidaste aquí
y lo que estás olvidando ahora
dondequiera que acabes
por todas las cosas que olvidarás después
y, sobre todo, por tu memoria. Por tu memoria.


... ... ...

peteu

esa juventud de principios de los noventa

n.f.

felizmente, dicen, hasta el año que viene
Dios está escarbando en viejos cuadernos
en los que siempre tiene problemas para
encontrar a los indecisos en tu lista de conocidos
y tachar sus nombres

Felizmente, el camino de baldosas amarillas que debía alcanzarlo lo ha alcanzado
La estrecha mirilla de la memoria infantil es como una costura en tu aliento
el año comienza con la muerte de amigos y se detiene en la marca
que deja el ojo del francotirador
sobre las almas y sobre las cosas

salamandras veloces de luz langostas de lápices
llegar a salvo dices sin importar lo que haya al otro lado
exámenes locos escuela vida jodida peteu
el sol quema la hierba seca

buenos tiempos, malos tiempos, dejaron una oportunidad
cuando te calentabas en los patios de la escuela
y eructabas aguardiente polaco quemado
cuando todos esos inviernos y muros y pinos y silencio son tan espesos a tu alrededor
que incluso puedes oír a los pájaros respirar en el cielo

la sabiduría de las cosas que llegarán a ser si no las desperdicias.
Peleas de adolescentes en los cines
sexo callejero té envasado
cuántos placeres y todo tipo de aventuras la vida ofrecía
y, curiosamente, había un artículo para cada uno de ellos

cuánto cieno en el corazón de los niños, sobre todo por la noche
una escuela que no enseñaba nada
y el tiempo que tampoco enseñó nada
y pienso - futilidad eterna, porque esta mierda dura
y me he quedado sin palabras:

la derrota siempre se olvida, como el dolor
es difícil ser un héroe cuando no cuesta esfuerzo
es difícil salir de la jerga cuando te estás desangrando
a menos que estés acostumbrado

tan feliz le digo al muerto en la oscuridad
Cuando el ucraniano esté ante Dios, sé lo que le va a decir
Le dirá: Dios, Tú sabes, tío.
tu trompeta no me llama.
Y si he estado luchando conmigo mismo todo este tiempo
¿Quién dice que es un combate?

Todos estos adolescentes están tan indefensos contra los años
y sus corazones son tan duros como una pizarra
pero al mismo tiempo como una pizarra son frágiles
y todo lo que puedes hacer es escuchar el invierno que viene de alguna parte
y calentar el cielo con un mechero de plástico

... ... ...

ESTROFAS PARA LOS INVASORES NAZIS

а.

Lily Marlene, no creciste bajo el foco,
no sabes lo que es un hit,
pero los batallones arrastraban esta canción rota
escondiéndolo en bolsas con autocierre
entre postales pornográficas junto a la carta de una madre temblorosa.

б.

La guerra comenzó en junio, y en otoño,
después de la campaña de verano, en la noche
"los nuestros", como se llamaban cariñosamente
ellos mismos, y tal vez no haya culpa
en un amor tan irracional por rostros desconocidos.

в.

Tal era la condición que los llevaba adelante,
tal samsara proletario, tal ortodoxia,
que cada uno en su ecúmene, habiendo alcanzado las estrellas y los planetas,
encontró un objeto de amor y amó a ese objeto,
excepto, por supuesto, los imbéciles y los hombres solitarios.

г.

Pero finalmente aparecieron ustedes, hijos de los bosques alemanes,
los inquietos marimachos de los trabajadores del valle del Rin,
y toda la gente del pueblo se alegró de oír sus voces,
excepto el agitador, que ya estaba colgado pacíficamente,
y había uno que no se alegraba, que estaba solo.

ґ.

Una creencia ingenua y ridícula, como en ninguna otra ciudad.
Aquí hay un viejo petliurista limpiando su audífono,
Aquí están los emocionados miembros del Komsomol mostrando su talento para el canto,
y con el pan y la sal fraternos en toda su altura,
sale un feriante con lazos en su camisa bordada.

д.

Te ocupaste de la ciudad, repartiendo folletos por las aceras,
y dejaste que el merodeador temblara en su carruaje encorvado;
abriste la "Ilustración", haciendo ruido y estrépito,
y reunise los animales soviéticos supervivientes en el zoo,
aunque quien coño lo necesitaba, tu zoo.

е.

Esos jóvenes pioneros que te escribieron poemas,
y la profesora de idiomas que te dejó quedarte en su casa...
pagarán el precio por todos los que les abandonen,
aquí está, niños, el alma psicodélica eslava -
sabes cómo se usará, pero pruébalo, siémbralo.

є.

Dile al chico malhumorado que murió congelado
en la invernal sala de prensa, creyendo que no había terminado,
cuando dejaste esta ciudad, su agua y su calor,
dime, ¿alguna vez fluyó una gota de conciencia
en vuestros fríos corazones nazis?

ж.

Y puede que ni siquiera conozcan la naturaleza de algunas cosas,
pero, francamente, sin mocos y sin insultos -
a pesar de toda la tensión, a pesar de toda la angustia,
no han visto por ustedes mismos, no han tenido ojos para ver,
que vuestro Reich es una Fata Morgana y su Führer una maricona...

з.

Porque el dolor de esta ciudad no se puede reparar,
ni este odio hacia todos los que la traicionaron,
así que prefiero morir a caerme
en la plaza de su libertad, enrojecido y exhausto
que alejarme de las raíces de sus hierbas narcóticas.

и.

Sólo el cielo quieto, el cielo de arriba
con las lentes de la Virgen mirando dentro de las casas...
Calentar bombones en las manos de los niños,
el olor a droga en la sala de profesores, la lluvia inundando los patios,
vuela el helicóptero como una grúa errante.

***

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: