Vuelta al cole con los cuadernos de lengua y literatura de Mario Pablo Ortiz

Pues, eso, tras un par de semanas de descanso, arrancamos el curso (mira que hace años que dejó uno el sistema educativo, pero el parteaguas de septiembre sigue siendo tan relevante), qué mejor manera que con los Cuadernos de Lengua y Literatura del poeta argentino Mario Pablo Ortiz, hace poquito publicado por Ediciones Liliputienses.

Se trata de un tocho importante en el que llevo sumergido hace varias semanas, un torrente verbal y de ideas que te deja perplejo, la verdad. Enigmas, juegos de palabras, referencias históricas, políticas y sociales… Una fiesta. Y de esa fiesta, lo dicho, para arrancar, sacamos un poema del Volumen III, La canción del poeta atrasado. Bienhallados, bienhalladas al curso 22-23, en el que estas Islas cumplirán 20 (sí, sí) años online.

13

todo lo sólido no se desvanece en el aire
sino en la mirada: más concretamente
en el seno mismo del ojo donde las pelusitas
blancas que irradia el jacarandá en una lluvia exclusiva
para la vereda del teatro
se confunde con las mosquitas que nacen de la retina
al desprenderse caen en forma de precipitado
y se me va formando una playa al fondo del globo ocular
y será la tristeza no exclusiva de este poema
que me lija como una cajita de música

[ al cerrar la puerta Vicentini se activa el mecanismo
 y las bailarinas giran con un mismo engranaje para los
 pies y las notas]

y camino sobre blancas playas de finísima arena loayza
volví por una decantación de ojo allí donde la nao
daba culadas sobre estos baxos
y tomamos el sol en 60 grados y medio
y anoté que estábamos a 39º41' del día del Señor
yo Francisco Albo catorce  de 
febrero los baxos de arenas blancas
altura de 1520  declinación en 9 grados
yo piloto y contramaestre de la Victoria
flota sobre estos resplandores salinos, flota
al mando del capitán general don Fernando de Magallanes
dimos vuelta al globo ocularen su órbita de reflejos
mientras dábamos vuelta al globo terráqueo en su órbita
de cabellos y cometas
nos hicimos a la vela

y la sonda magallanes descubrió una bahía salina
en el extremo de Ganímedes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: