Gooool

Poesía y deporte de masas han tenido, tienen, más roce del que se podría suponer considerando la mala prensa que el deporte espectáculo suele tener (o eso se dice) entre las y los intelectuales y artistas que lo consideran (o eso se dice) como parte de la fórmula de aborregamiento colectivo: pan y circo, pan y fútbol.

La narrativa, en particular la norteamericana del siglo XX, siempre pendiente de la transpiración de su sociedad, está llena de grandes relatos deportivos, sobre todo alrededor del boxeo, con su claro drama físico -nada más físico que un combate a puñetazos- y su frecuente historia de ascenso y caída social. Jack London, por ejemplo, escribió varios relatos alrededor de lo que entonces (ay, sí) se llamaba “el noble arte”. En otras latitudes americanas otros deportes impactaban, tal vez con más fuerza, en el imaginario popular. Por ejemplo, en el Cono Sur americano muchos narradores de prestigio han dedicado relatos y novelas al fútbol, (Galeano, Soriano, etc.) el gran deporte de masas por excelencia. Hay brillantes ejemplos narrativos alrededor de la victoria y la derrota, de los tejemanejes económicos, de la pobreza y las calles de las que brota un talento que a otros enriquece, como metáfora de la más amplia realidad.

Metáforas… esto nos mete en el mundo de la poesía. Hace unos días el brillante editor Aníbal Cristobo, compartía en las redes este poema inédito de Mario Montalbetti:

LA TEORÍA DEL POEMA DE JUAN ROMÁN RIQUELME

.El cuatro está solo, dice Juan Román Riquelme,
y esa frase es la primera parte de su teoría del poema.
No se trata de un elogio de la soledad del cuatro
sino de un elogio de la soledad del espacio
que se abre alrededor del cuatro.
Es en la soledad que se juega el poema,
pero no en la soledad de las palabras,
sino en la soledad de los espacios
por donde se van a mover las palabras.
Cuando Juan Román Riquelme dice el cuatro está solo,
el cuatro no está solo para orar en una ermita,
ni para meditar sobre la futilidad del juego.
El cuatro está solo es que el espacio delante del cuatro se puede abrir.
¿A qué? Al movimiento, dice Juan Román Riquelme.
El movimiento exige la soledad de espacio, ésa es la primera parte.
La segunda parte de la teoría del poema de Juan Román Riquelme
es un símil: si vas por la autopista y hay un atolladero
entonces doblás, dice Juan Román Riquelme,
y vas por donde no hay congestión.
El símil es con el poema.
Si estás escribiendo un poema
y ves que hay muchas palabras delante de ti,
te desviás y vas por donde hay pocas.
Hay quienes, a veces locos, a veces genios,
ven un atolladero y se meten por ahí.
Messi, Góngora, gente rara que aborrece la soledad del espacio.
La dificultad del poema es que hay muchas palabras juntas
y entonces nada se mueve y todo apunta al cero a cero,
el aburrimiento radical de cuarenta y siete pases horizontales
para que nada realmente ocurra.
Esa es la teoría del poema de Juan Román Riquelme.
Zinedine Zidane -pero debo buscar la referencia-
había dicho algo similar:
si te dan dos metros, cualquiera escribe bien.
.
Mario Montalbetti. Inédito

Qué pasada ¿eh? Es una reflexión sobre la escritura de poesía desde el fútbol. El poema me ha traído a la cabeza otro par de ellos relacionados con deportes profesionales que en algún momento recogí en este blog: El ciclista, del poeta venezolano Joaquín Marta Sosa, y este, alrededor del baloncesto (y más cosas, todos los poemas de verdad hablan a la vez de muchas cosas) Un poema llamado Yugoslavia de Pedro A. Sáez.

Por supuesto, no nos olvidamos de Don Rafael y su Oda a Platko.

La poesía abarca todo lo humano y lo inhumano, a veces. No hay temas: hay poemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: