Aire

Risco, cuadro de Jorge Oramas

En este tiempo de mascarillas, distanciamiento (y cierta fobia) social, se agradece el aire. Hoy es 30 de Mayo, el Día oficial de Canarias, el lugar donde vivo, y, normalmente, aprovecho la fecha para echar fuego por la boca con la ayuda de alguien, pero hoy no, hoy sólo busco respirar, y el gran poeta gomero Pedro García Cabrera viene en mi ayuda con una de sus Transparencias Fugadas. Aquí la comparto con ustedes, en el ánimo de que sea un aire curativo el que, en estos días de anhelado y temido desconfinamiento, como cuenta Laura Casielles, nos atraviese y nos sane, sobre todo la cabeza:

[I]

El aire entraba en mí sin encontrarme.
En el globo cautivo de mi pecho
me contaba las islas invernadas,
las agudas piteras, los barrancos,
los desmandados mares sin adioses.
Y persiguió los pozos de las venas, 
las galerías de los instintos,
las puertas de las cámaras vitales.
Y se marchó de mí sin encontrarme.
Yo me hallaba tan hondo  y tan espejo
que era invisible al aire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: