Solsticio de Invierno

Un poema de Tomas Tranströmer, para abrir el Solsticio de Invierno, ese momento en que la noche empieza a ceder terreno a la luz, mientras el frío se vuelve más agudo y las pérdidas arden, si cabe, con más fuerza. La foto que ilumina esta entrada es de Manolo González, 2011 “Exordio del Tritón en el amanecer del solsticio de invierno en la playa de La Laja, de Las Palmas de Gran Canaria”. Y el poema dice así:

Solsticio de invierno

Mi ropa irradia

un resplandor azul.

Solsticio de invierno.

Tintineantes panderetas de hielo.

Cierro los ojos.

Hay un mundo sordo,

hay una grieta

por la que los muertos

traspasan la frontera.

Versión de Roberto Mascaró

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: