Yo soy Jenny

Qué mejor que empezar el año con una confesión. Por cierto, Feliz Año Nuevo. Bueno, a lo que iba, les cuento.

Estamos en 1977. Yo con 13-14 años era un adolescente bastante seriecito y un punto pedante que escuchaba cantautores. Me sabia el Olympia de París de Paco Ibañez, el cancionero básico de Quilapayún, Víctor Jara, Luis Pastor etc…supongo que en parte un producto de aquel tiempo lleno de esperanzas más o menos infundadas y de bien ciertos temores de los primeros años de la transición española, hasta que un día apareció por mi clase un chico al que sus padres habían enviado a Cádiz a ver si su tío (dueño de una discoteca en el paseo marítimo) era capaz de meterlo en vereda. Un ejemplo de objetivo correcto pero mala estrategia. Era uno o dos años mayor que yo y nos hicimos amigos. Yo pasaba bastantes tardes en su anárquica casa, llena de cómics y de… música. De Música ¡en inglés!¡Para bailar!

Una tarde, este amigo, Miguel Ángel se llamaba, me puso en su pequeño tocadiscos, este single:

Y casi sin respiro, este otro:

… Y mi cabeza hizo bum, para bien, para mejor, para siempre. Solo un par de años más tarde, al descubrirla en serio, la poesía (en la que me metí básicamente para ligarme a una chica que escribía, segundo ejemplo de objetivo correcto – más o menos- y estrategia equivocada en la misma entrada) fue capaz de provocarme explosiones similares a otro nivel. Seguí siendo un chico seriecito, qué se le va a hacer, pero con el veneno dentro. Así que seriecito pero menos, sustancialmente menos. Había descubierto que en medio del fuego, del silencio, del trabajo, de la pelea, en el luto y la alegría, siempre debe quedar un momento para un buen par de botes, un grito desgañitado, unos pasos de baile, un cuello bamboleante (lo de la melena al viento se complica), una air guitar, si no, para qué.

Por eso, cuando años después me encontré con el tema de Lou Reed, Rock n Roll, no podía evitar pensar que esa Jenny de la canción, cuya vida era salvada por el rock’n’roll era, de algún modo, yo. Ya ahí lo dejó dicho el viejo Lou, en paz descanse: “Despite all the amputations / you can dance to a rock’n’roll station”. Vamos a por el 17, qué demonios.

3 comentarios sobre “Yo soy Jenny

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: