Un fuego transparente: dos poemas de Elena Garbizu

El jueves pasado tuve la oportunidad de asistir a la presentación de una iniciativa de la editora Aulaga literaria (discreta o fantasmal editorial, con casi nulo rastro en esta red en la que cada vez habitamos más tiempo) titulada “Rumores de ArteMisia”, en la que se conectan cuatro pintoras con tres poetas para producir una caja de tres hermosos cuadernos en la que trabajan bajo una propuesta temática, la de este año: “Atraversar el bosque”. Me sorprendió la sencillez, la calidez y falta de pretenciosidad de las promotoras de un proyecto capaz de producir objetos tan hermosos como esta “caja” al presentar en resultado de su trabajo:

El colectivo de artistas promotoras  lleva tres años desarrollando este proyecto desde Las Palmas,  y debo confesar que no tenía noticia ni la hubiera tenido si una de las participantes de este año no hubiera sido la gran Yaiza Martínez, de quien ya he hablado en alguna ocasión, y a quien la presentación del resultado final  me ofrecía la oportunidad de conocer en persona.

La presentación en la Casa de Colón se trató de un acto sencillo en el que, junto a la lectura de poemas por parte de sus autoras, se podía visitar una exposición de la obra gráfica que los acompaña.

Y en esa lectura me encontré con los poemas (leídos por su madre con una soltura envidiable, Elena está trabajando en Barcelona) de Elena Garbizu, alguno de los cuales me hizo tirarme a por mi libreta, para tratar de retener alguno de sus versos, de verdadero impacto. El cuaderno se titula “Cuento urbano del bosque atravesado”.

Aquí les dejo dos de esos poemas de Elena Garbizu, que son,citándola, como un fuego transparente. Un descubrimiento.

Sant Jordi

La ciudad grita un fuego transparente
pero a to oído llegan latidos
de cien mil rosas masacradas
el mismo único día.
Las fiestas no deben babilonizarse.

Donde vivir es recordar el vértigo a la ceniza
es tan fácil perderse.
La ciudad olvida pronto tu nombre
y solo entonces te sientes a salvo.
Recuerdas la simetría salvaje de los árboles sin nombre
en el silencio fértil de permanecer.
¿A qué sonará la caída de un hombre si no hay nadie cerca para oírlo?

 

Un comentario sobre “Un fuego transparente: dos poemas de Elena Garbizu

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: