Y esta tarde, en Santa Cruz de Tenerife

podrán escuchar poemas como este:

La cosa es sencilla: el golpe de frío golpeó este día. Se acabó la liviandad.

 Así que anda rapidito, que los pies entumecidos no paren porque cala.

 Igual podría decirse del temor, pero el aterrado y lo aterrador llegaron con él adherido, agarrado sin diminutivo, sin disminución, sin eliminación o acción de hacer no visible, que es una forma poco elegante para no hablar de muertos que aparezcan.

Se increpa, incluso serenamente, en este mundo repleto de muertos no aparecidos.

en boca de su autor, Ernesto Suárez:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: