Inevitable…

Ok, ya sé que en la entrada anterior prometí una lectura en profundidad de los últimos libros de David Eloy Rodríguez y José María Gómez Valero, pero es que se encuentra uno poemas como este y sólo se puede echar a correr para contárselo a alguien…

LA DURACIÓN DE LA PARTIDA

(de Los augurios, José María Gómez Valero)

Amantes despeinados, soñolientos,
que se dicen adios en los andenes
y entre abrazos se besan y refulgen
hermosamente desgarrados
y únicos.

Hacia ellos se dirigen los desiertos.
La distancia despliega
sus turbias, agotadoras, cartografías.
El temor les requiere
igual que un recién nacido que despertara
hambriento y sollozando.

Mira cómo se miran a los ojos:
sus últimas palabras dibujan en el aire
un quebradizo puente donde permanecer.

Se estremecen,
se juran no olvidar,
consagran ese instante,
se sueltan de la mano.

El reloj de las minúsculas agujas
se ha puesto en movimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: