Ofrecido por voto

Siempre me ha encantado la gran poesía erótica, tan cercana a la mística, como saben quienes visitan esta esquina de la Red.

Hace un tiempito, en una de mis expediciones a Valencia, Viktor Gómez me regaló un pequeño librito de Tomás Segovia:  Sonetos Votivos, que reunía una colección absolutamente incendiaria. Como se trata de un libro de propiedades sorpredentes, tan enorme cabe en el bolsillo de atrás de un vaquero, de vez en cuando lo saco a pasear, y siempre Don Tomás me deja sudando…Votivo significa “ofrecido por voto ( o promesa) o relativo a él.  A los votos de la Orden  de don Tomás me acojo y con él les dejo:

XX (soneto a la inglesa)

Todo hombre sin mujer es un Crusoe.
Naúfrago de tu ausencia me rodeo
el simulacro gris de un ajetreo
cuya nostalgia sin piedad me roe.

Y al correr  de los días o los años,
voy odiando mi edén entre las olas,
y mi siembra de amor erguida a solas,
y mi semen tragado por los caños.

No la caza triunfal, ni el fruto en ciernes;
no el perro, ni el paraguas, ni la mona;
no el papagayo o el hogar o un Viernes;
sólo un sueño imposible me obsesiona:

por entre escollos y corales y algas,
nadar hasta la costa de tus nalgas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: