Jiménez Paz al aparato

Me encanta Antonio Jiménez Paz, como poeta y cuando alguien le pregunta algo y, sin pelos en la lengua, dispara. Me comenta Antonio en un correo que lo acaban de entrevistar en el blog Arma poética. Aquí tienen la entrevista, de la que copipego este fragmento, que tiene que ver con algo que estoy terminando de cerrar en estos días…

Crees que existe un “boom” poético en estos momentos o piensa que siempre ha sido así?

No creo que lo que está sucediendo sea parte de ningún tipo de “boom” poético. Siempre ha sido así… En todo caso -y suponiendo que sí se diera- de lo que deberíamos hablar es de un “boom” de la visibilidad poética, de la difusión de poetas y poemas que ha venido de la mano del auge y popularización de las nuevas tecnologías que han transformado no solo nuestra manera de estar presentes en el mundo y de relacionarnos sino también de promocionarnos, de darnos a conocer. Pero no olvidemos que también hemos conocido lo que se ha denominado como “boom” de la construcción, inmobiliario o de los precios, etc. Así que esa supuesta y sorprendente reproducción de poetas como setas por todas partes es simplemente fruto de nuestro “cambio climático” jeje. A todos los sectores, incluyendo al empresarial, les ha afectado… Los poetas siempre han estado siempre ahí: antes guardando sus libros en los cajones y dándoselos a conocer a su círculo de amigos más cercano y ahora lanzándolos a la estratosfera virtual… Pero a mi modo de ver esto no tiene importancia ninguna, o al menos no más de la que deberíamos darle. Ahora bien, si algo de positivo tiene este fenómeno es que se nos permite el acceso a conocer la obra producida en el más recóndito de los lugares de este mundo, asunto que ha desdibujado los límites regionalistas, tener noticias de otros hombres y mujeres que se dedican a escribir y publicar: en otras palabras, acceso ilimitado e inmediatez. Pero como dato negativo señalaríamos el posible hastío que pueda conllevar esta saturación de sobreinformación, quedándose finalmente uno con lo que más le interesa por las razones que sean y punto… Y continuando por esta estela reflexiva es muy posible que nos lleve a la frustración pues, pese a tanta visibilidad, es muy posible que la mayoría no seamos nunca vistos y sin despertar el interés de nadie. ¿Qué ocurre entonces? Que los juegos de poder son los mismos de siempre, no desaparecen como era de esperar, sino que únicamente “lo de siempre” se adapta a “lo nuevo”, eso sí, con traje cibernético… Pese a la democratización que debería suponer las redes, la mercadotecnia y los amiguismos se siguen encargando del trabajo sucio de siempre. El enemigo siempre ha estado ahí, antes y ahora, como los poetas. Entre lo positivo y lo negativo la Red puede convertir en poetas-reyes a los mayores petardos del mundo entero y alcanzar el puesto más alto de cualquier ranking literario. Por esto mismo dije, respondiendo a la primera cuestión, que lo trascendental reside en el compromiso de cada poeta con su obra. Él, y no otro, es el responsable de su obra y del destino de su vida, con éxito o sin él.

3 comentarios sobre “Jiménez Paz al aparato

Agrega el tuyo

  1. Disculpen, supuse que con el enlace al conjunto de la entrevista era suficiente para hacer saber de donde viene el recorte. no obstante, si consideran necesario aclararlo aún más,citaré expresamente la fuente.Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: