Una nueva jugadora en la ciudad

La Biblioteca de las Indias Electrónicas, impulsora en su dia de la colección de ensayos bajo dominio público, Planta 29, de la que ya he hablado en otras ocasiones, amplía su nuevo proyecto editorial, Colección Biblioteca de las Indias, a la narrativa, a la poesía y a  otras expresiones literarias de difícil ubicación. Y en esa ampliación ando yo implicado. El modelo editorial del proyecto lo explica David de manera bien clarita:

La «Colección Biblioteca de las Indias» en cinco notas características:

  1. Sólo publicamos obras de autores contemporáneos -sin importar que se trate de poesía, ensayo o narrativa- cedidas al dominio público, preferentemente escritas en lengua latoc (español, portugués, gallego, asturiano, etc.).
  2. Las ediciones en papel se venden a 9€ al público y a 7€ a organizadores de eventos, pero los formatos electrónicos se distribuyen gratuitamente.
  3. Nuestro modelo se basa en facilitar la relación directa entre autores y lectores. Por eso la distribución en papel se centra no en las librerías sino en presentaciones y pequeños actos de entre 50 y 200 personas donde el autor pueda interactuar con sus lectores. Antes el lector pagaba por un objeto que le permitía acceder al contenido, en nuestro modelo tiene libre acceso al contenido y paga por recibir un objeto -el libro de papel- ligado al momento en que conoció y posiblemente conversó con el autor.
  4. Nuestros libros están vivos. Las ediciones en papel se adecúan a esas «situaciones» en las que el autor y el lector conversan cara a cara. A cada impresión para un acto el autor puede modificar contenidos, añadir prólogos o epílogos, etc. en función del tono que quiera darle al encuentro con una audiencia concreta.
  5. La longitud de las obras pivota alrededor de las 15.000 palabras -unas 100 páginas- para los ensayos y el doble para narrativa

Como ven, se trata de un modelo distinto, en el que apostamos por un determinado concepto alrededor de los llamados “derechos de autor” y por una forma de distribuir la obra también diferenciada en la que el papel es para las ocasiones, y las ocasiones deben ser especiales, convirtiendo el libro “objeto” en testimonio de un momento, de un encuentro que merece la pena recordar, en un anclaje espacio-temporal. La flexibilidad del modelo creo que es también muy atractiva…

Nos gustaría conseguir para las líneas de narrativa, poesía y otras (añado este “otras” porque somos conscientes de que el entorno digital está dando pie a la generación de obras literarias de nuevo cuño, difícilmente etiquetables, no por nada miembros de la empresa que da soporte a la Biblioteca, La Sociedad Cooperativa de las Indias Electrónicas, fueron pioneros en la publicación de narraciones para ser seguidas en los teléfonos móviles) ese hálito innovador, esa alma rompedora y rebelde que caracteriza ya a su consolidada colección de ensayo. Ya saben, oigan, donde nos tienen…

Un comentario sobre “Una nueva jugadora en la ciudad

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: