Extraño sindicato,

aunque tal vez acorde a los tiempos que corren. Les cuento. No suelo pulsar los enlaces patrocinados(tsk,tsk), manías mías, pero no sé en qué estaba que me llamó la atención este: El sindicato del mono degollado. A ver a quien no. Así que entro y resulta ser el blog que Alber Vazquez dedica al “arte más inútil del mundo”, ya saben, la poesía. Ya tenía noticia de Alber Vazquez a través de su participación en el tan citado aquí Libro de Notas. En su columna “El mundo gira sobre un eje podrido” mostraba una perspectiva afilada y un humor corrosivo, y en este nuevo espacio aplica ambos con sana fiereza más que sobre la poesía, sobre los poetas y sus chorradas varias.

Siempre he admirado a la gente capaz de disparar risas ácidas y cariñosas como papel de lija a todo lo que les disgusta o les parece ridículo. A mí me sale más bien regular, siendo indulgente conmigo mismo, quizás porque no estoy nada seguro de mis certezas…y me cuesta reirme de las ajenas, pero la caña ingeniosa la disfruto, aunque a veces me roce, pero, ya se sabe, el que se pica… Así que me lo he pasado en grande leyendo El Sindicatoasintiendo a veces, mosqueándome otras,carcajeándome sin más, y descubriendo poetas muy interesantes también. Creo que el mundito de la poesía necesita de alguien tan tarantiniano (esto es, capaz de descojonarse y disparar a todo lo que se mueve al mismo tiempo) y con capacidad para señalar lo desnudos que a veces andamos los que, contra el consejo de Machado, en ocasiones nos tomamos demasiado en serio. Creo que Vazquez en el fondo considera que lo que es serio es la poesía verdadera, algo demasiado serio para dejar pasar las toletadas que a veces nos quieren vender ocultas entre oropel y discursetes de difícil inteligibilidad.

En fin, que El sindicato del mono degollado pasa a la lista de lecturas fijas. No se lo pierdan.

4 comentarios sobre “Extraño sindicato,

Agrega el tuyo

  1. Eso es, Germán, pero pareciera a veces que por eso mismo los poetas andan empeñados en echar a la gente de la poesía, y con bastante éxito, cada uno contemplando su agónico ombliguito. Alegría sentirte por aquí.

    Literacultura: no tengo por costumbre intercambiar enlaces. Este es para mí un espacio de libertad y enlazo lo que me grita ser enlazado, sin pedir reciprocidad. Dicho esto, le echaré un ojo a vuestro blog y en lo que pueda ayudar…

    Me gusta

  2. Pingback: Promocionar web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: