Algo de orden

Aprovechando el par de días libres de esta semana que se acaba he andado poniendo algo de orden en estas islas electrónicas.

Seguramente se han dado cuenta de que hay un par de pestañas nuevas bajo la cabacera del blog. Ahí tienen un cuaderno de versiones, que iré alimentando al golpito, y una especie de antología en crecimiento: los poemas de las Islas en la red, donded podrán acceder de una manera más directa y ordenada a los poemas de otros autores que han sido reproducidos en algún momento de la vida de esta bitácora. El desarrollo de estos cuadernos en línea es una de las potencialidades de wordpress. David de Ugarte la ha utilizado, por ejemplo, para construir auténticos libro/blogs. De él me vino la idea.

Y, por fin, aprovechando el espacio web que “venía”, con el servicio de cable, he organizado archivos que tenía desparramados por diferentes servidores gratuítos en condiciones, digamos, precarias,en los archivos de Islas en la Red. Se trata de una web muy sencillita, construída, eso sí, con software libre, donde poder ir almacenando, a modo de biblioteca virtual. En este mismo espacio pueden encontrar un repositorio con todos los números publicados hasta la fecha por una revista literaria de referencia: Lunas Rojas que les invito a ojear.

Para terminar, una novedad: aquí esta Lengua de signos, un poemario que acabo de publicar en ediciones idea, en su colección Atlántica, y que se va a empezar a distribuir en breve. Si les gusta, comprense el librito que es mucho más elegante que ir ahí con los A-4 grapados malamente y son fatales de empaquetar para regalo 😉 .

5 comentarios sobre “Algo de orden

Agrega el tuyo

  1. Amigo Daniel: hoy me alegró descubrir que has editado tu libro y que has hospedado en los archivos IER a la revista Lunas Rojas. ¡Salú por ello!
    Me decepcionó, en cambio, descubrir que se me pasó saludarte en tu cumpleaños. No se si las dos décimas espinelas que van aquí abajo (verás que mi atraso en el repaso del blog llega hasta la entrada del 20 de noviembre) puede servir de regalo y reparación. De todos modos, así te las mando, con un abrazo.

    Nietzscheana

    La materia que me acosa
    evita nombrar la rosa,
    que de tanto ser citada
    ha quedado marchitada.
    Una palabra rocosa
    prefiero en este momento,
    libre de todo ornamento
    como la piedra más dura:
    apolínea forma pura,
    dionisiaco tormento.

    Borgiana

    El hombre intuye la muerte
    cuando acaba la jornada,
    y en una espera cerrada
    con la cadena más fuerte
    su último tiempo va en suerte.
    Suerte de un saber rotundo:
    que no hay placer en el mundo
    ni en la espada queda brillo,
    la lengua es largo cuchillo,
    sólo el silencio es fecundo.

    Me gusta

  2. Vaya, vaya. ¡que alegría encontrame con esta publicación!. Le seguiré la pista a ver cuando lo distribuyen, pero me alegro de poder echar ya un vistazo a los poemas

    Aprovecho para saludarte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: