Un ciego con una pistola

Ya lo dijo Chester Himes en el arranque de su memorable novela “Un ciego con una pistola”:

“Un amigo mío, Phil Lomax, me contó que un ciego había disparado con una pistola contra un hombre que le había abofeteado en el metro y había matado a un espectador inocente que leía tranquilo su periódico al otro lado del paseo. Y pensé: maldita sea, igual que las noticias de hoy, las revueltas en los ghettos, la guerra en Vietnam, los actos masoquistas en el Medio Oriente. Luego pensé en alguno de los líderes de voz estridente que incitan a nuestros vulnerables hermanos del alma y les hostigan para que se hagan matar, y por último pensé que toda violencia desorganizada es como un ciego con una pistola”.

Otro que lo explica muy bien es David, y de manera más sucinta (es un poeta) Miguel Angel.

2 comentarios sobre “Un ciego con una pistola

Agrega el tuyo

  1. Bueno, “inocente” en el sentido de no culpable de la bofetada y no capaz de intervenir al estar demasiado lejos. No inocente como, digamos, “recien nacidos inocentes”.

    Me gusta

  2. Yo sí creo que hay culpables, inocentes, y gente que pasaba por ahí. La extensión de la culpabilidad a una sociedad en su conjunto le viene muy bien a los culpables con nombres y apellidos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: